Lun. – Vier. 10 a 18 h / Sab. 10 a 14 h.
Teléfono 639 188 782

Cirugía íntima

CIRUGÍA ÍNTIMA

La cirugía estética ha llegado también a las zonas íntimas de una mujer, con ella se puede actuar sobre los labios menores o mayores, el perineo, la vagina o lo vulva. La labioplastia de reducción se realiza básicamente sobre los labios menores excesivamente largos o asimétricos, eliminando un fragmento de los mismos y manteniendo su borde externo mas sensitivo.

En ocasiones la indicación de la cirugía no es solo estética, es muy frecuente relaciones no placenteras por la entrada a la vagina de parte de los labios menores. Los labios mayores pueden ser aumentados utilizando grasa o ácido hialurónico, esto brinda una mayor turgencia dando un aspecto mas joven, también con frecuencia, la grasa utilizada para la inyección en los labios mayores, se obtiene del Monte de Venus o grasa púbica que permite un rejuvenecimiento integral de la zona.

En el caso de la vaginoplastia, se actúa mas sobre el introito vaginal que permite reducirlo para aumentar el placer sexual así como la reconstrucción del perineo después de las incisiones durante el parto, en cualquiera de estos casos la anestesia utilizada es la local con una sedación mas o menos ligera.

Si la lesión es una debilidad de la cara anterior o posterior de la vagina, se produce una alteración conocida como rectocistocele, es una cirugía reparadora que realizan por lo general los ginecólogos o cirujanos generales aunque en ocasiones también pertenecen al campo de la cirugía reparadora y actúa sobre la musculatura del periné, en este caso la anestesia de elección es la regional espinal o epidural con anestesia local, se puede llegar incluso al uso de malla para reforzar la musculatura del suelo pélvico. Otra de las cirugías incluidas en este grupo genéricamente llamada cirugía íntima es la himenoplatia, es decir reconstruir el himen y devolver la virginidad vital en algunas culturas, donde es fundamental incluso para la vida, la integridad del himen.