Lun. – Vier. 10 a 18 h / Sab. 10 a 14 h.
Teléfono 639 188 782

Feminización

FEMINIZACIÓN

Aunque el tratamiento con hormonas en el proceso de feminización ayuda considerablemente al crecimiento de las mamas la mayoría de las veces ese crecimiento no es suficiente o no cumple las expectativas de los pacientes, el aumento de las mamas en este caso se complementa con el uso de implantes de silicona que permiten aumenta el volumen de los senos así como ofrecerles una apariencia completamente femenina. Esta intervención puede realizarse antes de la vaginoplastia lo que ayudará notablemente en conseguir una apariencia más femenina.

Antes de la intervención es necesario evaluar las características previas de salud y del torax de la paciente así como el grosr de la piel, los tejidos grasos y el tejido mamario que se ha formado después del proceso de hormonación, en dependencia de todos estos factores se realiza la recomendación del tipo de prótesis más adecuada así como de su volumen y tipo de vía de acceso para su colocación.

¿En qué consiste la intervención?
Es una cirugía relativamente corta con un máximo de duración de dos horas, se realiza con anestesia local y sedación o bajo anestesia general.

¿Cómo se colocan las prótesis?
Hay tres vías de abordaje principal que es usada.
– Por la axila: Se realiza una incisión en la axila y a través de ella se hace un túnel que permite colocar la prótesis.
– Periareolar:  La incisión se realiza en el borde inferior de la areola con la piel.
— Submamaria: Se realiza por debajop del surco submamario.

El tamaño y la visualización de la cicatriz es diferente en cada tipo de abordaje, la elección de la vía de acceso es diferente para cada paciente y depende de la evaluación del cirujano y de las expectativas del paciente. Después de realizada la cirugía se colocan drenajes que son necesarios llevar durante un máximo de 72 horas así como una sostén especial durante aproximadamente un mes. Los resultados son inmediatos, la recuperación de esta intervención es muy buena y es posible volver al trabajo a la semana de operada siempre y cuando no sea necesario realizar esfuerzo físico. Estéticamente las mamas implantadas no se diferencian de los senos de una mujer biológica.