Lun. – Vier. 10 a 18 h / Sab. 10 a 14 h.
Teléfono 639 188 782

Implante Capilar

IMPLANTE CAPILAR

El implante capilar es la solución definitiva para el tratamiento de de la calvicie irreversible, ofreciendo resultados progresivos y muy naturales. El implante capilar es la solución definitiva para el tratamiento de de la calvicie irreversible, ofreciendo resultados progresivos y muy naturales.

¿En qué consiste?
Aunque existen distintas técnicas, el implante capilar consiste básicamente en realizar un transplante de pelo de la propia persona, se extraen los folículos pilosos de una zona sana del cuero cabelludo (zona donante) para implantarlo en aquellas áreas que han quedado despobladas de pelo y que queremos recuperar.

¿En qué casos está indicado?
• Personas con expectativas realistas.
• Buena densidad en la zona donante.
• Pelo donante de grosor adecuado
• Ser mayor de 25 años con alopecia común estabilizada o en tratamiento médico.
• Alopecia androgenética de patrón masculino con áreas de calvicie clínicamente visibles en la zona receptora (Norwood II – VI ).
• Alopecia androgenética de patrón femenino grado II – III de Ludwig, siempre que tenga buena densidad donante.
• Alopecia postraumática: secuelas de cicatrices donde existe cabello.

¿Qué técnicas están disponibles?
Actualmente existen dos técnicas para obtención de injertos capilares:

Técnica FUE (Follicular Unit Extraction)
Esta técnica consiste en la extracción de los folículos del área donante de forma individual. Se practican pequeñas micro túneles en el cuero cabelludo del área donante, de donde posteriormente extraeremos los folículos. Se evita realizar cualquier tipo de cicatriz ni corte, dejando apenas ninguna marca visible.
Esta técnica exige el afeitado de la zona donante (habitualmente la parte posterior de la cabeza), y es recomendable para intervenciones destinadas a cubrir poca cantidad de pelo.

Técnica FUSS (Follicular Unit Strip Surgery)

Esta técnica consiste en la extracción de una tira de cuero cabelludo del área donante de la nuca del paciente, de la que se obtienen los folículos. Se requieren puntos de sutura para cerrar la incisión, realizándose de tal forma que quede una cicatriz fina; prácticamente imperceptible una vez crezca de nuevo el pelo. Con esta técnica se obtiene gran cantidad de injertos en una sola sesión (aproximadamente 5000/6000 cabellos).
Ambas técnicas pueden usarse de forma complementaria, especialmente en casos que no pueden resolverse en una sola sesión porque requieran un gran número de injertos capilares o porque necesiten mayor densidad.

Post-Operatorio
Al tratarse de una cirugía de carácter ambulatorio, con anestesia local y sedación, el período de recuperación es muy corto. Durante las dos semanas posteriores a la intervención se recomienda dormir con la cabeza elevada, no realizar ejercicio físico ni exposición directa a la luz solar. Pasados dos días el paciente podrá lavarse la cabeza con agua tibia, jabón neutro y movimientos suaves.

¿Cuándo se pueden ver los resultados?
Al cabo de unos meses el folículo injertado se caerá y nacerá un nuevo pelo sin el componente genético de caída, por lo tanto el nuevo pelo crecerá fuerte y no se perderá. Los resultados finales de la intervención serán visibles a los 6 meses aproximadamente puesto que es lo que tardarán los cabellos injertados en crecer.